¿Qué es una hipoteca multidivisa?

La hipoteca multidivisa es un producto financiero ampliamente comercializado por las entidades financieras en nuestro país a pesar de su elevado riesgo y complejidad.

La más reciente jurisprudencia, viene considerando que las hipotecas multidivisa presentan un importante nivel de complejidad, puesto que debe conocerse tanto la operativa de los tipos de interés de otros países, como las variaciones de los tipos en el mercado de divisas, elementos ambos sujetos a múltiples variables y de difícil predicción. Por lo tanto, se ha constatado que, en multitud de ocasiones, las entidades financieras no han cumplido los deberes legales de información.

multidivisas

¿Cómo podemos ayudarle?

Ponemos a disposición de los afectados por hipotecas multidivisa un servicio especializado de asesoramiento y representación jurídica con más de 18 años de experiencia en el sector bancario.

En nuestro caso, tratamos, en primer lugar, de negociar con la entidad la mejor solución para el cliente, incluida la modificación de las condiciones del préstamo.

Si las negociaciones no tienen éxito se propondrá al cliente el inicio de la reclamación judicial, siempre que exista fundamento para estimar que las entidades no cumplieron con los deberes de transparencia en la información suministrada al cliente durante el proceso de contratación de las hipotecas multidivisa.

En estos casos las posibilidades de éxito son muy altas, obteniéndose la devolución de las cantidades que proceda.

FAQS
(Preguntas frecuentes)

Antes de iniciar una reclamación de nulidad de la cláusula multidivisa es necesario revisar detalladamente el perfil financiero de los prestatarios y la documentación precontractual facilitada por la entidad para verificar las posibilidades reales de éxito de la reclamación. En general las posibilidades de éxito son muy altas como se demuestra el elevado porcentaje de éxito en los juzgados.
Se pretende la restitución recíproca de las prestaciones según dispone el artículo 1.303 del Código Civil, que establece que declarada la nulidad de una obligación, los contratantes deben restituirse recíprocamente aquello que hubiese sido materia del contrato. En definitiva, el banco tendrá que restituir todo lo que le ha cobrado de más.
Si se estima la reclamación, la Hipoteca se referenciaría al índice EURIBOR con efectos económicos retroactivos desde el momento de la firma, por lo que el Banco tendría que reintegrar al prestatario las cantidades que haya cobrado de mas por aplicación de la multidivisa.
Si bien no es una condición invalidante de una reclamación, la conversión de la Hipoteca a EUROS consolidará la pérdida económica del hipotecante y puede suponer en ciertos casos la convalidación de la multidivisa. Por tanto, con carácter general, no suele ser aconsejable.
Aunque una carencia pueda suponer una reducción significativa de la cuota a corto plazo, no deja de ser una solución temporal que puede incrementar el importe de la deuda hipotecaria a medio y largo plazo.
Dependerá de las circunstancias personales de los hipotecantes en el momento de la firma del préstamo hipotecario y de actuación del Banco desde el punto de vista de la debida transparencia en la contratación de productos bancarios con los consumidores y usuarios. Por eso, antes de iniciar la reclamación judicial, resulta imprescindible estudiar a fondo su caso concreto.

¿Necesita ayuda? En Abogados RM estaremos encantados de atenderle.

Consulte sin compromiso