Una vez confirmada la viabilidad de su asunto le entregamos, con carácter previo al inicio de cualquier actuación, una hoja de encargo cerrada y firmada para que Vd. la acepte. Gracias a nuestra especialización y gestión de costes, no cobramos nada a nuestros clientes, ya que nuestro objetivo es obtener una sentencia que condene al banco al pago de todas las costas del proceso. Somos conscientes de la difícil situación que atraviesan los afectados por productos bancarios de riesgo. Por ello, nunca solicitamos provisión de fondos a nuestros clientes. Sólo en el improbable supuesto de que el banco no fuera condenado al pago de todas las costas y siempre y cuando el cliente hubiera obtenido la devolución del dinero reclamado, percibiríamos una tarifa mínima por los gastos incurridos, proporcional a la cuantía obtenida y nunca superior a los seiscientos euros.

En el caso, más que improbable, de que el juzgado no nos diera la razón, no le cobraríamos nada.

El coste de nuestros servicios es cero para el cliente, en la práctica totalidad de los casos. Sólo cuando no haya condena en costas al banco y siempre que el cliente haya obtenido la devolución del importe reclamado, percibiríamos una compensación mínima, proporcional al dinero obtenido y que nunca superaría los seiscientos euros.  Por supuesto, si la sentencia no fuera favorable, no le cobraríamos nada.

Elaboramos un presupuesto basado en las datos que nos proporcione

PRIMERA CONSULTA GRATUITA

Solicitar presupuesto