referencia-hipotecaria-irphAsí lo considera el Juzgado de lo Mercantil n.º 7 de Barcelona en sentencia del pasado 16 de marzo de 2015.

El juez lo sustituye por el Euribor más un punto.

El Índice de Referencia de Préstamos Hipotecarios, más conocido por IRPH, es uno de los indicadores que utilizan las diferentes entidades financieras para actualizar el tipo de interés de las hipotecas a tipo variable de sus clientes, en lugar del Euribor. El Banco de España es el encargado de publicar mensualmente, los valores oficiales de los principales índices de referencia hipotecarios, entre los que se encuentra el IRPH. El IRPH se obtiene a través de una media de las diferentes ofertas del mercado hipotecario que han inscrito los bancos y cajas de ahorro. El valor del IRPH está siempre por encima del Euribor y el MIBOR, pese a que su oscilación no es tan frecuente y sus movimientos son mucho más lentos.

Se calcula en medio millón la cifra de posibles afectados.

El Juzgado Mercantil n.º 7 de Barcelona ha declarado nula por abusiva la cláusula de un préstamo hipotecario concedido por el BBVA que establecía el índice de referencia en el IRPH de cajas de ahorros. “Declaro nula por abusiva”, concluye la sentencia del pasado 16 de marzo. El juez entiende que la cláusula es contraria a la buena fe contractual causando desequilibrio entre derechos y obligaciones de las partes.

El fallo reformula el índice de referencia en el euribor más un punto rebajando las cuotas y obligando a la entidad a devolver los excesos cobrados hasta la fecha. La sentencia pone de manifiesto que el BBVA incumplió la Ley de Defensa del Consumidor y las directivas comunitarias al no ofrecer una información clara, sencilla y entendible al usuario pues las explicaciones no recogían las implicaciones reales que entrañaba dicho índice de referencia ni gozaban de la transparencia necesaria.

La sentencia aduce la falta de transparencia de la cláusula anulada: “La transparencia documental de la cláusula (…) es insuficiente para (…) que se analice si se trata de condiciones abusivas”. No hubo información clara -añade- de cómo dicha cláusula podía afectar a la economía del contrato al definir uno de los objetos principales: el precio. Además, la sentencia declara que la cláusula quedó “enmascarada entre informaciones abrumadoramente exhaustivas”.

La sentencia también reprocha que en el clausulado no existan mecanismos para calcular la cuota ni que se explicara a los clientes la incidencia del índice IRPH en comparación con el euribor. Ante la ausencia de información, considera que el cliente no actuó con conocimiento de causa y que por lo tanto existe un vicio de consentimiento suficiente como para declarar nula la contratación.

La sentencia es especialmente relevante porque establece criterio jurisprudencial sobre cerca de medio millón de hipotecas que se encuentran todavía referenciadas al IRPH. Ya son muchos los afectados que se están animando a reclamar y es muy probable que tras esta sentencia la cifra se dispare.